domingo, 8 de junio de 2014

Libro revisado: The Sound Approach to Birding. Enhanced Digital Edition




English version in the Rare Birds in Spain website here

Por diferentes razones conozco los autores de The Sound Approach desde hace unos años cuando Mark Constantine me invitó, gracias a Anthony McGeehan,  a formar parte de su equipo de bird-racing The Transatlantic Vagrants en la Great Texas  Birding Classic de 1999 supliendo (que responsabilidad!) a nada más ni nada menos que el editor de Dutch Birding, Arnoud van den Berg. Antes de ir tuve que familiarizarme con un montón de cantos y reclamos de ‘warblers’ americanos, dado que no es lo mismo ir a ‘pajarear’ que ir a un maratón ornitológico donde escuchar y conocer los reclamos y cantos es vital. Si ya es difícil en tu región biogeográfica, imagínate en una nueva. Pues bien, ¡curioso resulta que el autor casi empieza el libro con esta misma reflexión!
  
Hábitat donde The Sound Approach han grabado parte del material de la obra. Arnoud van den Berg en Holanda, durante una invasión de Loxia leucoptera, 30.1.2003 © Ricard Gutiérrez


Durante los años siguientes conocí el proyecto de The Sound Approach en una visita a Holanda, donde no pude aclararme con los reclamos de los diferentes piquituertos invernantes en la zona (pese a bimbar el Loxia leucoptera con Magnus Robb y Arnoud),  el mismo Magnus que nos había acompañado a aprender sobre los Hydrobates de Benidorm en 2002. Más tarde se producirian sucesivas visitas de parte de los Transatlantic en este caso en Catalunya para participar en el maratón ornitológico de SEO/BirdLife. Durante todo ese tiempo me di cuenta del dominio que tenian sobre las voces y cantos de las aves que veíamos (y oíamos).

De izquierda a derecha, Eduardo Mínguez, Emma Guinart y Magnus Robb en la cueva de Benidorm donde crian los paíños mediterráneos citados (y grabados) en el texto, 7.8.2002 © Ricard Gutiérrez


¿Qué tiene que ver todo esto con el libro? Mucho. Se trata, como en su día fue el descubrimiento de las coberteras, de la muda, del datado en base al contraste entre plumas mudadas observadas con buena óptica, de un salto adelante importantísimo. El salto lleva años en el aire: la versión digital para ipad que reviso tiene su versión ‘en papel’, de 2006, provista de dos cds de audio y con una cuidada edición. La compré cuando salió y la tengo dedicada por los autores. Pero  por una cosa u otra siempre cuesta combinar la lectura con el audio. Hasta ahora: una versión en ipad, que creo abre un campo inexplorado para este tipo de formatos, nos conduce inexorablemente hacia la fascinación por el mundo de los reclamos, cantos y lo que eso tiene que ver con la identificación de las aves. 

Versiones en papel y digital
 
Se ha testado el libro, descargado desde la iTunes Store sobre un Ipad2 iOS versión 7.0 (11A465) con el software iBooks 3.2.  Se puede ver el libro en un ordenador Mac pero en mi opinión, necesitas un ipaD para que sea realmente útil y ha sido diseñado para ese formato.   

A diferencia de un ebook, este libro tiene funciones digitales de interés. Algunas son propias del software de lectura, como resaltar en amarillo los párrafos que te interesen (equivale a subrayar un libro), para luego dejarlo así o quitarlo más adelante. O el redactar notas sobre lo que lees.  La letra es algo más pequeña que en el original en papel, pero tiene un mejor contraste (por la luz de la pantalla). Aproximadamente el texto de la versión digital es el mismo de la escrita, con algunas actualizaciones taxonómicas actualizadas (como los Oceanodroma) o siguiendo el comité holandés (CSNA)  e.g. Carpodacus eryhtrinus aparece como Erythrina erythrina que no ofrecen la menor dificultad. 

La función 'resaltar' el texto te permite subrayar lo que te interese para una posterior consulta o lectura rápida

Hay sin embargo unos avances tecnológicos de primera magnitud que representan un antes y un después en este tipo de obras: las referencias a cd son ahora botones que son muy útiles y que no puedes evitar pulsar, siendo mucho más fácil la comprensión de lo que estás leyendo, al escucharlo simultáneamente. 


Los botones de la derecha te permiten escuchar las grabaciones mientras lees o subrayas

Aún mejor, los siempre algo complicados de entender  sonogramas cobran vida y ‘salen en pop-up’ y con un indicador de avance, un dial (¡como los mezcladores de audio o vídeo o el de las antiguas radios!) que te indica por donde vas del sonograma mientras lo oyes. ¡Por fin alguien inventa algo para hacer facilísimamente comprensibles los sononogramas! . Este sistema, mucho más fàcil de seguir que con el libro en papel, ha sido bautizado por los autores como ‘eSonogramas’ y realmente es algo digno de ver y experimentar. ¡Ahora sí!

 
Esta página es como la del libro en papel, la diferencia es que al clicar con el dedo sobre el sonograme, se abre en pop-up (véase debajo)

El sonograma del reclamo del Phylloscopus trochilus de la ilustración anterior ampliado. Obsérvese la barra vertical roja que es el 'dial' que avanza conforme se reproduce el canto, teniendo en todo momento indicación de lo que estamos oyendo en ese momento. Los autores han bautizado a este avance como 'esonogram'.

El dial antes de acabar la estrofa en un sonograma: saber por dónde vas va muy bien para interpretar correctamente las voces y cantos que se reproducen.

Además, el libro presenta dibujos en el texto (por ejemplo, los  bisbitas de la página 21 se hacen grandes y se pueden ver mejor que en el libro de papel, pudiéndose guardar o compartir como captura de pantalla.  El libro incluye también numerosas fotografías. 



¿Qué es este libro?


Si hay cursillos de identificación de aves, numerosísimos libros y revistas periódicas con artículos de cómo separar este primer invierno del segundo verano tal, o del divagante de las ssp x de la forma local y, poco, muy poco, se ha prestado atención a la formación y perfeccionamiento de los ornitólogos en la temática de la identificación y comprensión de los cantos y voces. Este libro es ese ‘curso’ que todos necesitábamos y en su versión digital es simplemente magnífica.  Siempre hay algún pequeño  ‘pero’ como el que los tracks citados en del libro ‘de papel’ más de una vez solo tienen el canto ‘al lado’ con el botón en el primer de los casos y no en los sucesivos (tal vez se pudiese añadir un pequeño link), pero pese a que no se trata de una guía de identificación de cantos sí te enseña cómo interpretarlos  y te abre la mente sobre la extrema variabilidad de los mismos:  ¡no todas las voces que se oyen en el campo son las de los mp3 o cds que circulan por internet o existen comercialmente!

 
Los diez capítulos del libro se pueden ver también en forma de índice con la foto que los preside en grande y con las páginas que incluye el capítulo, a modo de 'thumbnail' abajo, pudiéndote  hacer idea de lo que te viene por delante y de seleccionar la página que quieres ver.

Acompañado de numerosas notas de humor (después de oir tantos reclamos, escuchar a Dick Forsman imitar un pito negro y que lo etiqueten como Homo sapiens tiene su gracia...) y vivencias personales, algunas de las cuales como comentaba al principio me resultan familiares, en temas complejos la integración de sonidos y textos ayuda mucho. Es una obra para leérsela del tirón (como he hecho en pocos días) y repasarla (como también haré con algún capítulo, para qué nos vamos a engañar).

Pese a no ser una guía ‘tradicional’ es obvio que se tratan temas de altísimo interés para el ornitólogo interesado en taxonomía, identificación, competiciones tipo gran año o maratones o incluso biología general y más saber: es impresionante ‘ver’ (a través del esonogram) las diferencias entre Ficedula albicilla y parva. O entre las voces de Larus michahellis y Larus cachinnans.  Resulta  revelador aprender como dependiendo del equipo de grabación, un mirlo suena diferente (páginas 50-51). ¿Será por eso que a veces los cantos de los cds no son exactamente como los que sentimos? Hay de hecho más variables.  La parte de cómo se adaptan las aves a los acoustics (página 59) te abre preguntas ecológicas como la relación hábitat-especie y como los carrizos obligan a especies como el Cettia cetti a cantar más fuerte ‘para que se le oiga’ o sobre el porqué del dawn chorus que tan bien nos va en el maratón ornitológico... 

De izquierda a derecha, Xavier Larruy, Bruce Mactavish, Anthony McGeehan y Ricard Gutiérrez en Juncosa, Lleida al empezar el maratón ornitológico de 2007. Los conocimientos de Bruce y Anthony, ambos del Sound Approach, sobre cantos, reclamos, pishing y la atracción de aves en general son increibles y resultaron de gran ayuda y complemento a nuestros conocimentos locales para aquella y otras futuras maratones ornitológicas. 27.4.2007 © Ricard Gutiérrez 

 Sorpresa, sorpresa

El libro está repleto de sorpresas como que la urraca (Pica pica) canta (!) o que no todas las aves tienen un canto o reclamo (parte 4, página 65).  Que los cantos y reclamos son útiles para discernir rarezas (como el caso de las Limnodromus, página 69, es algo que muchos sabemos), pero que el canto cambia con la edad y que estos ‘cantos’ reciben nombres diferentes:  song , plastic song es algo que ayuda a entender los reclamos de los mosquiteros en otoño o como el canto del ruiseñor varía con la edad.  Y que los que cantan la versión ‘plastic song’ suelen ser los divagantes…

Las sorpresas son constantes (y eso tras llevar más de 30 años en esto): no todos los jóvenes cantan diferentes de los adultos, hay especies con reclamos diferentes en machos y hembras como el ánade real o el correlimos pectoral. Y gracias al libro me he dado cuenta que desde siempre he censado la mitad de autillos de los que pensaba: ¡el canto que oímos de dos notas es en realidad un dueto!

Especies imitadas por Acrocephalus palustris y su equivalencia en la especie real. Se parecen en el sonograma. En el sonido es impresionante la imitación. Una de las muchas sorpresas y cuestiones interesantes de este libro.

Tal vez una de las partes más alucinantes es la del sonograma de Acrocephalus palustris imitando muchas especies (Cd2-38 p 126) y como se parecen a las reales! (C2.39). El nombre carricero poliglota es, ciertamente, un nombre bien puesto! La imitación del abejaruco, es simplemente brutal. Solo por este análisis y el de todos los carriceros y zarceros, incluyendo los raros, ya vale la pena tener el libro.

Temas de taxonomía, de aves que cantan de forma mixta y que no necesariamente han de ser híbridos (y viceversa), de diferencias entre áreas de distribución o de los casos, siempre complicados de los piquituertos de dan ganas de coger cualquier aparato de grabación e intentar aplicar lo que te enseña esta obra. 

Aunque no es una guía de cantos, si es el cursillo que necesitábamos, como dice en la portada 'la guía para entender los sonidos de las aves' y ya visualizo (¡o más bien espero!) futuras obras de advanced birding en este formato audiovisual combinando texto, fotos, esonogramas… Se nos abre un mundo en esta combinación que va más allá de la simple digitalización en pdf de un libro en papel.  El libro de 2006 era  bueno. La combinación actual es imbatible. 

Absolutamente recomendado.

Ricard Gutiérrez 

Link de descarga en iTunes: aquí.

1 comentario:

El río del búho dijo...

Hola, Ricard.
Magnifica crónica de un libro que me parece imprescindible, sin duda esta actualización lo hace todavía más interesante. En cuanto a los eSonogramas, desde luego son algo que nos hace la vida más fácil, pero ya estaban inventados en el CD "Descubre las aves por sus cantos" de SEO: pinchando en el sonograma, suena el canto o reclamo a la vez que el cursor se desplaza por la zona correspondiente del gráfico.
Un saludo