miércoles, 30 de octubre de 2013

Plane-assisted Southern Lapwing at Madrid [Avefría Tero aerotransportada en Madrid]

On 29th October 2013, a fresh corpse of an adult Lapwing was found near the Madrid airport runways by the falconry team in charge of bird-strike prevention control. The bird was clearly similar to one of the lapwings (Vanellus vanellus) that frequent the Spanish airports in the winter but showed an odd combination of colours and patterns. Thinking in an escape, members of the falconry team contacted Ricardo Pérez who contacted RG through twitter to further know on this odd Lapwing. The bird, a lapwing indeed, was not an escape but a South-American species: the Southern Lapwing (Vanellus chilensis), an adult according to plumage pattern and moult. The head pattern suggests nominate subspecies chilensis which extends from central Chile to Argentina. Further research from Ricardo Pérez gave results the bird being found associated to a plane coming from Chile indeed in a case of 'plane-assistance' trip of a dead bird.

The bird had to crash with a taking-off plane from its usual breeding grounds and either died because of the impact or due to the long-journey below-zero flight temperatures. The bird being rather 'fresh' was certainly due to those freezing temperatures of an usual height intercontinental flight fying path, which would have kept 'fresh' and in good condition the corpse during the flight. If not thinking in an airport, plane or similar, finding a fresh corpse of an exotic species well far from its breeding grounds might perhaps have brought thoughts of escapes, collections or even vagrants (despite a vagrancy in this case would have been discarded because of distance and bird behaviour).

Odd circumstances such as these have also be kept in mind when assessing rare bird findings, particularly well-kept corpses, elsewhere from their usual distribution areas.

Thanks to Ricardo Pérez and bird-strike team for sharing this interesting case.




El 29 de octubre de 2013, se encontró un cadáver fresco de una avefría adulta cerca de las pistas del aeropuerto de Madrid-Barajas por parte del equipo de cetrería a cargo del control de prevención de riesgo por colisión con aves. El ave era claramente similar las avefrías (Vanellus vanellus) que frecuentan los aeropuertos españoles en el invierno, pero mostraba una extraña combinación de colores y diseño. 

Pensando en un escape, los miembros del equipo de la cetrería se pusieron en contacto con Ricardo Pérez quien a su vez contactó RG a través de twitter para saber más sobre esta extraña avefría. El ave, un avefría en efecto, no era un escape sino una especie de América del Sur: la avefría Tero (Vanellus chilensis), un adulto de acuerdo con el patrón plumaje y la muda. El diseño de la cabeza del ejemplar sugiere que se trata de un ejemplar de la subespecie chilensis que se extiende desde el centro de Chile hasta Argentina. Posteriores investigaciones de Ricardo Pérez dieron como resultado que el ave llegaría con un avión procedente de Chile, hecho en un caso de viaje asistido por avión de un pájaro muerto.

El ave tuvo que chocar con un avión despegando de sus lugares de cría habituales y, o bien murió a causa del impacto o debido a las temperaturas bajo cero del vuelo transoceánico. Si la avefría estaba en buen estado de conservación (fresca) fue sin duda a causa de las usuales temperaturas de congelación que se producen a la altitud usual de los vuelos intercontinentales, que habrían mantenido "fresco" y en buen estado el cadáver durante el tiemop del vuelo. Si no asociamos el ave encontrada a un aeropuerto, avión o similares, encontrarse con un cadáver fresco de una especie exótica muy lejos de sus lugares de cría podría haber hecho pensar en un escape, en colecciones de aves o incluso divagantes genuinos (aunque en este caso la divagancia natural habría sido descartada debido a la distancia del área de distribución natural y el comportamiento de la especie) .


Es por tanto que casos raros como éste se deben tener en cuenta al evaluar una cita de un ave rara, especialmente en el caso de cadáveres bien conservados, encontrados en lugares distantes de sus zonas habituales de distribución.


Gracias a Ricardo Pérez y el equipo de falconería del aeropuerto por compartir este interesante caso .